lunes, 7 de marzo de 2011

volver a casa

Después de tanto viaje me di cuenta de cómo disfruto mirar el mundo desde casa.Descubrí que una de las cosas mas lindas de la vida es volver a tu refugio, tu rincón mullido, para recuperarte de tanto movimiento. Y como soy viajera hasta la eternidad, mis parajes van cambiando. Cada vez menos cosas me reciben. Y las que están, son las más importantes, las más preciadas. Mi hogar son mis seres queridos. Mis plantas. Las clases. Un barrio, los vecinos. Mis aromas a hierbas, palos santos. En casa, siempre entró por alguna ventana el sol. El desayuno de mate con yuyos es lo mas. Mis amigos viajeros saben cuales son los que más me gustan, entonces siempre tengo en casa sus regalos en variedad. Mientras pasa el tiempo vas afinando como querés que sea tu paraje. Para eso hay que animarse a cambiarlo todas las veces que sea necesario. Como es sola. Como es con muchos. Con uno. Con una. Como es. Hasta que todo eso se reúne en una sola cosa. Y lo que queda es disfrutar. Agradecer y reírse mucho.

3 comentarios:

Solanchita dijo...

=)

Titeres La Revoltosa dijo...

hola marina, soy julieta,amiga de amigas...nani andre..bibi y mas por ahi...
te esscribo para ver si al fin puedo hacer un taller de clown con tigo y con migo y con los demas...

contame que por donde estas dando y asi veo...
ah! me gusto mucho esa nota de la casa refugio con esíritu de viajera... me senti muy muy identificada... un
beso juli

Titeres La Revoltosa dijo...

hola marina, soy julieta,amiga de amigas...nani andre..bibi y mas por ahi...
te esscribo para ver si al fin puedo hacer un taller de clown con tigo y con migo y con los demas...

contame que por donde estas dando y asi veo...
ah! me gusto mucho esa nota de la casa refugio con esíritu de viajera... me senti muy muy identificada... un
beso juli